5 golpes contra el cártel de los Beltrán Leyva en Edomex

Con la reciente detención de José Jorge Balderas Garza, alias El JJ, en el Distrito Federal, se desmantela una importante célula de operadores del cártel de los Beltrán Leyva, la cual ejercía su poder en el estado de México

Con la detención de José Jorge Balderas Garza, alias El JJ, en el Distrito Federal se da el desmantelamiento de una importante célula de operadores del cártel de los Beltrán Leyva, la cual operaba en el estado de México, principalmente en los municipios de Huixquilucan, Naucalpan, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Atizapán de Zaragoza.

Cabe hacer mención que los hermanos Beltrán Leyva, anteriormente alineados con el Cartel de Sinaloa, se hicieron aliados de Los Zetas en 2008 y desde febrero de 2010 luchan junto con ellos en contra de todos los cárteles mexicanos.

Uno de los principales golpes que recibió la célula de los Beltrán Leyva fue la muerte de su principal líder, Arturo Beltrán Leyva, El jefe de jefes o El Barbas, acaecida el 16 de diciembre de 2009 en Cuernavaca, Morelos, abatido a tiros por elementos de la infantería de la Marina, quienes se enfrentaron con sicarios del cártel.

EL UNIVERSAL Edomex te enlista los principales operadores de esta célula delictiva que operaba en la entidad mexiquense:

1. Gerardo Álvarez Vázquez, alias El Indio

El 21 de abril de 2010 se logró el aseguramiento de Gerardo Álvarez Vázquez “El Indio” o “El Chayán” en el municipio de Huixquilucan, junto con 15 integrantes del cártel de los Beltrán Leyva, entre ellos Ascensión Sepúlveda Salto, El Gato, presunto jefe de plaza en la costa grande, Guerrero.

De acuerdo con información de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), El Indio controlaba el tráfico de drogas en Naucalpan y Huxquilucan, en el estado de México, así como en las regiones de la Costa Grande y Acapulco en Guerrero, además de que se disputaba el liderazgo de la organización de los Beltrán Leyva en alianza con Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien fuera uno de los narcotraficantes más allegados a Arturo Beltrán Leyva.

Se le vincula con la matanza de 24 personas en La Marquesa durante 2008; el capo también realizaba sus operaciones en la zona poniente de la ciudad de México. Tras su detención y el cateo de varias de sus propiedades, resultó que El Indio compró la voluntad de militares y policías que figuraban en la red de protección que usaba para habitar sin problemas en Huixquilucan por poco más de dos años, y a quienes pagaba incluso cinco mil dólares por cada enemigo que levantaban o ejecutaban.

Álvarez Vázquez utilizaba además los alias de Salvador Sánchez Salamanca, Gerardo Aguilar Ávila, Joel Álvarez Vázquez, José Gerardo Álvarez Velásquez y Javier Saldívar Vega, con los que ocultaba su identidad y realizaba operaciones de lavado de dinero.

 

2. El Contador, mano derecha de El JJ

La Policía Federal presentó el 23 de junio de 2010 a José Francisco Barreto García, El Contador,  quien fuera detenido en Tlalnepantla.

Cabe destacar que El Contador es cómplice de José Jorge Balderas Garza, El JJ; que el pasado 25 de enero le disparara al futbolista paraguayo Salvador Cabañas en el “Bar Bar”, versión que confirmó Barreto en sus primeras declaraciones ministeriales.

Tras el ataque, José Francisco Barreto García huyó norte de la ciudad, donde informó de los hechos a Edgar Valdez Villareal  y a Gerardo Álvarez Vázquez, quienes estaban molestos por lo ocurrido.

Sin embargo, el caso tomó un nuevo giro con la detención de El JJ el 18 de enero, quien lo culpa del disparo.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), al Contador se le identifica como presunto distribuidor de cocaína en piedra y polvo en los municipios de Tultitlán, Tlalnepantla y Naucalpan.

Inició su actividad delictiva en el 2007, al conocer a Javier Escalera, El Willy, quien lo presentó con Balderas Garza en un centro comercial de Tultitlán. Fue El JJ quien lo reclutó para trabajar al servicio de la organización delictiva de Arturo Beltrán Leyva.

Durante el 2008, El Contador mantuvo vínculos con Carlos Villanueva, alias El Comandante 8 o El Ochoa, detenido en ese mismo año por elementos de la Policía Federal e identificado como el jefe de un grupo de choque establecido en el estado de México.

El objetivo, según la SSP, era eliminar a integrantes de La Familia Michoacana, bajo instrucciones de La Barbie.

 

3. “La Barbie” se “entrega” en Lerma

Los hermanos Beltrán Leyva extendieron su poder mediante el uso de la fuerza por medio de Edgar Valdez en el estado de México, Guerrero, Chiapas, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, y el Distrito Federal. Este capo fue brazo ejecutor y responsable de un sinfín de muertes y ajustes de cuentas, además se le atribuye la muerte del general de Cancún, Tello Quiñonez.

El heredero del cártel de los Beltrán Leyva fue detenido el 30 de agosto de 2010 por elementos de la Policía Federal, en un operativo realizado en los límites del estado de México y el estado de Morelos, en el poblado de Salazar municipio de Lerma.

Junto con Valdez Villarreal fueron detenidos Marisela Reyes Lozada de 40 años, Juan Antonio, Maritzel y Mauricio de apellidos López reyes  de 26, 18 y 25 años respectivamente y Arturo Iván Arroyo Salas, todos ellos originarios del Distrito Federal así como Jorge Valentín Landa Coronado, originario de Laredo, Texas.

Cabe destacar que en sus declaraciones, el capo manifestó que Arturo Beltrán Leyva fue quien ordenó el asesinato de altos mandos de la corporación, en respuesta a las acciones implementadas en contra de su organización delictiva.

Se le relaciona con el caso del jugador Salvador Cabañas, quien la madrugada del 25 de enero de 2010 fue herido de un disparo en la cabeza cuando se encontraba en el “Bar Bar” de la ciudad de México, donde se identificó como su agresor a José Jorge Balderas Garza, a quien después de regañarlo por dicha acción, lo resguardo en una oficina de Atizapán de una posible captura policial, debido a la amistad que mantenían.

En tanto, el gobierno de Estados Unidos lo requiere para enfrentar tres procesos por distribución de droga.

 

4. El Charro, suegro de La Barbie

El 24 de noviembre de 2010, la Secretaría de Seguridad Pública Federal presentó al jefe del cártel independiente de independiente de Acapulco (Cida), Carlos Montemayor González o Alejandro García Treviño, alias El Compadre o El Charro, identificado también como suegro de La Barbie, a quién detuvieron la víspera durante un operativo en la colonia Santa Fé de la ciudad de México.

De acuerdo a las investigaciones, Montemayor González asumió el liderazgo de la organización de La Barbie por indicación directa, ya que entre ambos existe una relación de parentesco porque una de las hijas de El Charro se casó con Valdez Villareal.

Al parecer, su carrera delictiva inició en 2003, cuando Sergio Villarreal Barragán, compadre de Edgar Valdez Villarreal, lo conoció en un palenque por lazos familiares.

Durante su declaración, Montemayor González dijo que conocía a Arturo Beltrán Leyva, a su hermano Alfredo y también a José Jorge Balderas Garza.

Junto con el suegro de La Barbie fueron arrestados David Garza González, de 34 años, originario de Nuevo Laredo; y Alex González Martínez alias El Bongol, de 45, de Nuevo León; quienes apoyaban a Montemayor en sus actividades ilícitas.

 

5. Atrapan a José Jorge Balderas Garza, alias El JJ

El narcotraficante, capturado la tarde de este martes 18 de enero en la colonia Bosques de las Lomas, de la ciudad de México, reveló que durante el tiempo en que lo buscaron por el presunto ataque en contra del jugador americanista, Salvador Cabañas, se ocultó en los municipios de Atizapán de Zaragoza, al tiempo que estableció su base de operación en Huixquilucan, donde coordinaba la distribución de 60 a 70 kilogramos de cocaína.

De igual forma, El JJ confesó que mantenía una amistad con Edgar Valdez Villarreal, quien tras regañarlo por lo sucedido, lo ocultó en una de sus oficinas ubicadas en Atizapán, mientras que los últimos meses radicó indistintamente en el estado de México y el Distrito Federal con un bajo perfil para no ser descubierto.

Finalmente, Balderas Garza le da un gira al caso Cabañas, pues de acuerdo a su declaración, fue El Contador quien le disparó en la cabeza al jugador paraguayo y no él, como se manejó desde un principio la noticia.

En tanto, junto a El JJ también fue capturada su pareja sentimental, la modelo colombiana Juliana Sossa Toro, quien al parecer reveló en su cuenta de Facebook la ubicación del narco, al señalar que vivía en Bosques de Chapultepec, en el Distrito Federal, donde fueron apresados ambos.

Sin embargo, aunque en su situación sentimental en la red social señala que tiene una relación, no especifica con quién.

Con esto, se da una de las detenciones más importantes en la lucha contra el narcotráfico tanto en la ciudad de México como en el estado de México.

Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s